Malabares con fuego

Daniela, la mujer para situaciones al rojo vivo, ya practica desde hace años el ‘Spinning’, como Hula Hoop, bares y principalmente con Poi.

Ya hace mil años, los maoríes de Nueva Zelanda utilizaron el Poi, durante sus danzas rituales y la caza. Con el Poi, como está demostrado, se entrena la coordinación de las dos mitades del cerebro y también la capacidad de reaccionar, el ambidextrismo y la coordinación entre ojos y manos.

Incluso se puede calificar el malabarismo como una forma de meditación porque uno centra su atención en un patrón de movimiento periódico y con un poco de práctica se aprende a confiar ciegamente en las leyes de la física y controlar la trayectoria de la bola, del Poi, el palo o lo que sea, sin pensar en ello. A través de este estado de concentración, es posible desvincularse de los pensamientos cotidianos y entrar en un estado de paz interior.

Daniela prefiere jugar el Poi con o sin fuego, sola, con niños o adultos, en grupos pequeños o grandes, en espectáculos de fuego, coreografías o obras de teatro, simplemente porque se divierte haciéndolo.

Ensaya con regularidad e invita a participar y compartir, además, da talleres para principiantes y avanzados.

Si os interesa practicar juntos con otros, intercambiar experiencias o desarrollar algo, contactad con nosotros.

arte@avanzarte.org

Comentarios cerrados.